*Procedimientos para diagnosticar:
-Dermatoscopia: técnica no invasiva que utiliza un aparato óptico llamado dermatoscopio conectado a un ordenador en donde se digitaliza la imagen de la piel. En ella se analiza la estructura anatómica de ésta; descartando por ejemplo algún tipo de cancer, o si necesaria una biopsia como técnica más rigurosa.
-Ecografía cutánea: consiste en una técnica aplicada con ultrasonidos para determinar lesiones en la piel.
-Biopsia del ganglio centinela: un menaloma es un cáncer de piel producido en los melanocitos. Estos son los causantes del color de la piel y de la protección ante las radiaciones solares. Antes de que el cáncer tenga metástasis y profundice en las células, suele llegar a los ganglios linfáticos. Una muestra de estos ganglios avisan con antelación de que el problema aún no se ha extendido por el organismo.
*Técnicas terapéuticas:
-Fototerapia: Se trata de la exposición a distintas radiaciones como ultravioleta B (UVB), a rayos ultravioleta A (UVA), o a ambas. Cuando se utiliza un producto foto-sesibilizante se denomina fotoquimioterapia. De uso terapéutico contra la psoriasis o linfomas.
-Iontoforesis: es una téncica no invasiva contra la sudoración excesiva o la hiperhidrosis. Esta técnica utiliza la corriente eléctrica para conducir moléculas cargadas a través de membranas biológicas.
-Crioterapia: esta técnica utiliza agentes criogenizados para tratar enfermedades de la piel mediante la quemadura por congelación. Tras la congelación se corta el tejido dañado y se reemplaza por tejido nuevo. El nitrógeno líquido alcanza hasta los -196*C. Esta técnica se emplea para las verrugas y los tumores.
-Láser-terapia: El láser es una radiación de luz de gran energía concentrada en un solo punto. Algunos láseres como el ND-Yag son utilizados para la depilación porque actúan sobre el folículo piloso. Otros como el láser de colorante pulsado son utilizados como pigmentos en los angiomas o manchas.
-Infiltraciones: la técnica de inyectar sustancias en donde se necesita, es directa y algo invasiva pero con resultados sorprendentes. Como ejemplo se inyecta corticoides en la alopecia areata o bleomicina en verrugas. Otras veces se añade algunas sustancias como es el relleno en la piel de colágeno o ácido hialurónico, reduciendo las arrugas y procurando un aspecto más joven.
-Peeling químicos: esta técnica es utilizada en lesiones superficiales para regenerar la parte externa de la piel. La piel nueva normalmente es más suave y uniforme.
-Fotodinámica: terapia contra el cáncer de piel. Para ello se aplica una crema con derivado porfirínico que reacciona con la incidencia de un tipo de luz; eliminándose las células cancerosas.
Fotoféresis: basada en el efecto del psoraleno y la luz ultravioleta A, sobre las células mononucleares recogidas mediante aféresis extracorpórea y refundidas posteriormente en el paciente. Terapia utilizada en enfermedades inmunes que rechazan los tratamientos convencionales, y para la esclerodermia.
-Dermabrasión: mediante la fricción de la piel se consigue el nacimiento de piel nueva. Un aparato abrasivo quita capas externas de la piel. Una técnica más liviana es la micro-dermabrasión que utiliza micropartículas. Son tratamientos no invasivos y que no necesitan anestésico. Normalmente se emplean para rejuvenecer la piel.
La cirujía dermatológica: Son métodos quirúrgicos para la reconstrucción o mejora del aspecto de la piel. Esta técnica es más invasiva; aunque en los últimos tiempos se tiende a procurar el menor efecto secundario en los pacientes.
Sin conexión a Internet